01 Abr 4 tipos de almohadas para un buen descanso

Todo el mundo presta atención a tener un buen colchón, pero ¿y la almohada? ¿Alguien se fija en si la almohada con la que duerme es de la calidad que necesita tu cuello para descansar adecuadamente? Muy pocas personas prestan atención a comprar una buena almohada y por ello cuando se levantan sufren de tensiones en el cuello o dolores cervicales. Al igual que el colchón, la almohada es una gran aliada para nuestro descanso y existen muchas clases de ellas. Por eso hoy te informamos sobre los tipos de almohadas que existen y tú eliges cual es la que mejor se adapta a tu descanso.

  1. Viscoelásticas: Aquellas almohadas que se adaptan a la forma y la postura del cuerpo. Tienen una gran adaptabilidad y una firmeza media. Hay personas que no son partidarios de este tipo de almohadas, ya que les resulta incómodo que se quede la forma de la cabeza.
  2. Fibras de poliéster: Son las almohadas más económicas y las que normalmente todo el mundo usa. Suelen ser muy firmes y cuentan con la ventaja de que podemos descoserlas y sacarle un poco de relleno si nos parecen demasiado duras. Son las más apropiadas para personas que duermen de lado o boca arriba.
  3. Látex: Son las almohadas antialérgicas y las que mejor se adaptan al peso y forma de la cabeza. Es un material muy transpirable, por ello es la mejor opción para las personas alérgicas.
  4. Cervicales: Estas almohadas están pensadas para las personas que sufren de cervicales, ya que su forma aporta firmeza al cuello y protege en todo momento la zona cervical. Tiene forma de vaivén con 4 zonas de mayor dureza. Suelen ser adecuadas para personas que duermen boca arriba.

Ya te hemos contado cuales son los tipos de almohadas más adecuadas a cada tipo de descanso, ahora eres tú el que tienes que decidir cual se adapta mejor a tu forma de dormir. Y recuerda que la almohada al igual que el colchón es clave para un buen descanso.

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest