28 Sep ¿Cuál es el mejor colchón para mi espalda?

En el mercado de los colchones existen diferentes tipos según el material utilizado, pero ¿cuál es el mejor colchón para tu espalda? Dependiendo de lo que busques (firmeza, adaptabilidad, durabilidad, etc) tienes un colchón adecuado para tus necesidades. Te damos unos tips para saber cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades.
Los colchones, como las almohadas, son esenciales para garantizar nuestro descanso. Por ello, la elección de un buen colchón será una apuesta segura para muchos años (recuerda que la vida útil del mismo ronda entre los 5 y 10 años máximo). No escatimes en este gasto porque es apostar por garantizar tu propia salud.

Tipos de colchones

  1. Látex. Son los colchones más naturales, por ello son los que requieren mayor cuidado y mantenimiento, especialmente por la higiene del mismo. Si optas por un colchón de látex ten por seguro que son extremadamente cómodos y muy adaptables a tu cuerpo, pero deberás usar somier multiláminas que le ofrezcan la dureza necesaria y lo debes girar con frecuencia.
  2. Viscolásticos. Si sufres de problemas de espalda serios y de dolores musculares, los colchones viscolásticos te ofrecen una adaptación perfecta a las formas de tu cuerpo y no ejercen presión sobre los puntos doloridos, totalmente recomendable. Entre las precauciones a tener en cuenta es airearlo y voltearlo cada cierto tiempo para evitar deformaciones y otros problemas.
  3. Muelles. Si buscas firmeza, el colchón de muelles es tu mejor opción. Existen diferentes tipos dependiendo del muelle utilizado, si tienes dudas en su elección consulta con los profesionales del sector que sabrán aconsejarte lo más adecuado.
  4. Gel. Los colchones de gel favorecen una postura de descanso totalmente ergonómica, liberando incluso puntos de presión que hacen que mejore la circulación de sangre mientras duermes. Son colchones frescos y menos firmes que el resto.
  5. Espuma. Quizás los colchones de espuma son los que han tenido peor fama porque dan la sensación de que son muy blandos, pero la evolución de los mismos ha sido magnífica y hoy día te ofrecen la firmeza que necesitas sin necesidad de tener un colchón de muelles.
  6. Otros materiales. Existen muchos materiales más, pero son menos habituales como las plumas, el agua, el futón…

Una vez sabes qué tipo de colchones existen y qué características te ofrecen, tan solo tienes que elegir según las necesidades que tengas. Y si tienes dudas de cuál es el mejor para tu espalda, consulta con los profesionales del sector que te asesorarán encantados buscando tu máximo

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest